1984

1984

Calificación Promedio : 4.4 ( Sobre 448 Calificaciones )
Comentarios: 49

Una extraordinaria novela corta de uno de los grandes novelistas anglosajones de nuestros días.George Orwell (1903-1950) es uno de los escritores más lúcidos del siglo XX. Estudió en Eton, fue policía imperial en Birmania, lavaplatos en París, librero en Londres, miliciano del POUM, corresponsal de la BBC, editor y periodista. Vertió toda su experiencia en crónicas, ensayos y novelas de lectura imprescindible, como Homenaje a Cataluña, La hija del clérigo (Lumen, 2011), 1984 y Rebelión en la granja.


QUIÉNES TAMBIÉN LO LEYERON

RECOMENDACIONES BASADAS EN ESTE LIBRO

Mi guerra civil española
Subir a por aire
Ensayos escogidos
La fattoria degli animali
Una buena taza de te
Nineteen eighty four





721 PERSONAS LEYERON ESTE LIBRO |

49 Comentarios
Anonimo
Anonimo
Libro que invita a la reflexión en nuestros días, para evitar a toda costa, que algo así se enquiste en nuestros Países. Se me asemeja mucho a lo que ocurre hoy por hoy, en algún País Asiático.  

Cualquier parecido con la realidad ¿es pura coincidencia? creería que no, ya que al autor le tocó vivir algo muy similar con la Unión Soviética durante los años 40.
Angy dominic
SPOILER SPOILER SPOILER SPOILER SPOILER SPOILER SPOILER
Referente a este libro voy a ir poco a poco explicándome ya que ha sido una montaña de emociones. Puede que por esto que voy a explicar la gente me pegue o diga vaya tela pero es que hace muchos años que quiero leer este libro , por dos motivos: 1) Decían que sobre distopias teníamos que leer tres lecturas obligadas si te gustaban , fahrenheit 451, un mundo feliz y este. 2) Siempre he deseado leerlo ya que leí o me dijeron por ahi que gracias a este libro habían creado el programa gran hermano, si soy una gran es lo que hay. Conseguí este libro gracias a un intercambio en una pagina de libros a cambio de la marcha zombie de max book ! y bueno este me ha gustado mas pero...A ver si puedo organizar mis ideas con bastante claridad. Empece a leer este libro con bastante hype y lo poco de empezarlo me decepciono totalmente. Es una historia que tiene algunos puntos bastante originales pero conforme va contándotelo se mete en un bucle de repeticiones contantes. Las primeras 120 paginas lo unico que te cuenta es que es un hombre que trabaja para el estado y que tiene pensamientos que no son los adecuados para su posición. En la segunda parte hasta la pagina 204 mas o menos te esta contando un romance furtivo que ha aparecido casi por arte de magia en la historia. Después la letra se reduce durante 25 paginas dejándome casi ciega donde se supone que te cuenta le pensamiento incorrecto pero mas extenso y volviendo a repetir casi todo. Llegando así a las 100 ultimas paginas la historia mejora un poco pero llegando casi al final otra vez se vuelve repetitiva y pesada. No es que me haya gustado del todo pero creo que de los tres libros que he leido sobre distopias es el que mejor escrito esta pero el que menos me a interesado la historia. Encima el libro termina contándote algo de una manera cortante...de echo he tenido que comentarlo con una amiga para ver si era lo que yo pensaba. Y me decía yo a mi misma pero si todavía quedan 14 paginas?? y resulta que aprovechan eso para explicarme ejemplos y tonterías sin sentido sobre el nuevo diccionario que han inventado para que no vuelva a ocurrir esos pensamientos inapropiados ya que al no tener la palabra con la que explicarnos lo podrán existir...en serio?. Bueno lo dejare en la estantería al lado de los otros dos pero...a otra cosa mariposa!
Tris M.
Reseña completa en: http://llavealinfinito.blogspot.com.es/2016/11/resena-1984.html

Como resumen, sí que lo recomendaría si te gustan los libros de este estilo. No es muy juvenil, pero si son de ese estilo los que te gustan, te mantiene enganchado y sí que le daría una oportunidad. Yo empecé sin muchas ganas y me ha acabado gustando así que os animo a probarlo :)
rosen vigueras
GENIAL.. !!!!
Unas de las mejores DISTOPIAS que he leído. 

Altamente recomendable...!!!!
Estrella Luño
Un libro que debería leer la sociedad, la ficción del Gran Hermano, es una realidad en muchas cosas hoy día, al control al que estamos sometidos a través de nuestros móviles y ordenadores, la telepantalla del s XXI. Es aterrador lo verídicas que son algunas situaciones que le suceden a Winston. De obligada lectura. Deseando leer otros libros de este magnífico autor
Carlitos Cantarey
Una verdadera joya, no solo para entretenerse sino para reflexionar.
Fani Glez.
Definitivamente es un libro maravilloso, me encanta la manera que tuvo el autor de plasmar esta historia y como te hace reflexionar sobre distintas cosas incluso después de haber terminado de leerlo.
Anonimo
Anonimo
“ “Los mejores libros son los que te cuentan lo que ya sabías.”  
Este pensamiento de Winston Smith, el personaje principal de 1984 nos hace reflexionar, promediando el libro, que nada de lo que George Orwell nos cuenta en esta tremenda distopia no es desconocida para nada desconocida por nosotros.
A lo largo de la historia, la Humanidad ha pasado por todo tipo de calamidades de naturaleza política que impactan destructivamente en lo social y lo humano: guerras, dictaduras, nazismo, holocausto, totalitarismos, stalinismo, comunismo, censura, persecución, torturas y muerte. ¿Cuántas palabras duras, no? Pero es parte de lo que ha sucedido desde que este planeta conoció esa era que se llamó  “Civilización”. De la "Barbarie", se encargaron los hombres.
Vayamos primero a revisionar la definición de lo que significa “Distopía”:  término opuesto a utopía. Como tal, designa un tipo de mundo imaginario, recreado en la literatura o el cine, que se considera indeseable. La palabra distopía se forma con las raíces griegas δυσ (dys), que significa ‘malo’, y τόπος (tópos), que puede traducirse como ‘lugar’. 
La sociedad distópica de 1984 ideada por Orwell funciona dándole completo sentido al término, pero llevando la realidad que viven los ciudadanos a un extremo demasiado duro. El Gran Hermano controla todo en pos de un "bienestar" del pueblo que regentea con mano firme, dando rienda suelta a todo tipo de las atrocidades conocidas dentro de un totalitarismo férreo. El sólo hecho de leer las presiones que la Policía del Pensamiento ejerce sobre la gente nos remite a la poderosa Gestapo nazi que luego de asumir Hitler se encargó de asesinar y devastar topa oposición al Führer en forma sistemática. 
Orwell toma lo peor de los totalitarismos, del comunismo y las dictaduras más crueles para transformar a Oceanía en un infierno de cemento. Los Partidos Exterior e Interior le alcanzan al Gran Hermano para llevar a cabo ese control sin piedad basándose en la mentira y el castigo despiadado a los disidentes o rebeldes con utilización de torturas clandestinas a través de la Policía del Pensamiento o la utilización propagandística de los "Dos Minutos de Odio" para afianzar el lavado de cerebro de la gente mediante la proyección de películas a cargo del odiado Goldstein (¿inspirado en Trotski?), el lider de la resistencia subversiva.
Orwell quien siempre estuvo en contra de todo totalitarismo (llegó a formar parte de la lucha en la Guerra Civil española, sobre la que escribió dedicó un libro) utiliza en forma inversa esa oposición para volcarla de lleno en la atmósfera pesimista de 1984 y lo logra con creces.
Winston Smith tiene para mí, cierta conexión (aunque un tanto lejana) con Guy Montag, de la novela Fahrenheit 451 de Ray Bradbury con la diferencia de que ambos distopicos, si bien, sombríos, son diferentes. De hecho, la sociedad de Fahrenheit es más bien naiff y eso se percibe en el personaje de Clarice. Aquí la situación es otra. Los ciudadanos de 1984 no están adormecidos con pantallas gigantes como en la otra novela, sino más bien forzados a ser simplemente engranajes de una gran maquinaria que los usa y los descarta (porque tarde o temprano serán "vaporizados" sin la menor contemplación) bajo un halo opresivo de violencia, que es observado por los megaposters con los ojos y los bigotes negro del Gran Hermano.
Winston comienza a querer revelarse contra el sistema a partir de cosas mínimas, como escribir un simple diario en el que vuelca sus pensamientos (porque "no pueden controlar lo que está dentro de tu cabeza", dice en un momento) de la misma manera que Montag es seducido por leer esos libros prohibidos que quema. 
Pero Winston sabe que el resultado puede ser devastador. Aún así, se apoya en Julia, quien tiene pensamientos similares y de esta forma comienzan a pasar cosas que cambiarán radicalmente su vida. Su acercamiento a ese grueso y prohibido libro que le acerca O'Brien y relacionado Goldstein, al enemigo número uno del Partido, será en cierto modo un viaje de ida para él. Pero no irá solo. Está Julia, esta chica de abundante cabellera morena y mucho más joven que él que es un soplo de aire fresco entre tanta podredumbre gris.
"Si queda alguna esperanza, está en lo proles", escribe Winston. Su equivocado anhelo recae en una clase marginada, sucia, olvidada y sin ningún tipo de reacción. Esos son los proles. Seres toscos, vacíos, espectrales. Una sub raza que me recuerda a los Morlocks del libro "La Máquina del Tiempo", de H. G. Wells quienes se encuentran viviendo en las mismas condiciones precarias. A Winston les atrae su forma de vida, de todos modos. Esto lo llevará a vivir experiencias muy importantes pasando la mitad del libro. Su vida se desarrolla entre la lúgubre atmósfera del mundo en que vive, las calles mugrientas de los barrios proles y los recuerdos de su vida pasada, de cuando era niño, con las reminiscencias idas de su madre y su pequeña hermanita.
Pero nada escapa semejante vida opresiva, a tanto pesimismo, algo que se mantiene a lo largo del libro, con muy cortos períodos de "luz". Nada está fuera de la vista del Gran Hermano. O´Brien lo explica con crudo fundamento: 
 Somos los sacerdotes del poder - dijo -. El poder es Dios. Pero ahora el poder es sólo una palabra en lo que a ti respecta. Y ya es hora de que tengas una idea de lo que el poder significa. Primero debes darte cuenta de que el poder es colectivo. El Individuo sólo detenta poder en tanto deja de ser un individuo. Ya conoces la consigna del Partido: «La libertad es la esclavitud». ¿Se te ha ocurrido pensar que esta frase es reversible? Sí, la esclavitud es la libertad. El ser humano es derrotado siempre que está solo, siempre que es libre. Ha de ser así porque todo ser humano está condenado a morir irremisiblemente y la muerte es el mayor de todos los fracasos; pero si el hombre logra someterse plenamente, si puede escapar de su propia identidad, si es capaz de fundirse con el Partido de modo que él es el Partido, entonces será todopoderoso e inmortal. Lo segundo de que tienes que darte cuenta es que el poder es poder sobre seres humanos. Sobre el cuerpo, pero especialmente sobre el espíritu. El poder sobre la materia..., la realidad externa, como tú la llamarías..., carece de importancia. Nuestro control sobre la materia es, desde luego, absoluto. 
Con esto no quiero desmoralizar a quien quiera leer 1984, pero sí establecer qué mensaje quiso dejar Orwell con esta historia.
“Llevo siete años sin escribir una novela, aunque espero redactar una muy pronto. Seguro que será un fracaso, como todos  los libros, pero veo con bastante claridad el libro que quiero escribir.” 
Parece mentira la poca confianza que se tienen algunos escritores a veces. Él no sabía que había escrito una obra maestra.
En un momento O'Brien y Winston concuerdan en ese slogan del partido que dice que "El que controla el pasado controla el futuro y quien controla el presente controla el pasado." Para mí este libro una enseñanza y una advertencia. Es tener memoria y no olvidar todo lo malo que la Humanidad ha tenido que soportar. Es apreciar que el hombre no olvide nunca que posee una de las cosas más preciadas que le da la vida: LA LIBERTAD.
David  Leguizamón
Junto con Un mundo feliz de A. Huxley, es la clase de libro que debería dar a leer en los colegios, para avispar a los pibes.
Con hechos llevados al extremo, se pueden ver reflejos de nuestra sociedad presente. Una genialidad sin desperdicio
Anonimo
Anonimo
Me ha gustado muchísimo. Entrelaza temas de una manera creativa e ingeniosa. Política, control, poder, traición, incluso un romance que introduce mucho en la historia, hay detalles pequeños y secundarios que terminaron siendo mucho más que cosas que pasan sin ser percibidas. 

DEJA TU COMENTARIO SOBRE ESTE LIBRO

Reader thumb
Calificar:
PUBLICAR