Fraudes paranormales

Fraudes paranormales

Calificación Promedio : 4 ( Sobre 1 Calificación )
Comentario: 1

  • GéNERO: META
  • EDITORIAL: Tikal
  • PáGINAS:
  • ISBN: 9788430578559
  • IDIOMA: Castellano / Español

QUIÉNES TAMBIÉN LO LEYERON






1 PERSONA LEYÓ ESTE LIBRO |

1 Comentario
Ale Aguirre
No sé si este es el libro que leí, porque tiene otra portada, pero igual vamos a ello. 

Bueno, la verdad es que no tengo muy en claro cómo va a salir esto ya que es la primera vez que voy a comentar un libro que no es una novela de ficción como tal, así que espero que de aquí salga algo aunque sea mínimamente decente.
Empecé este libro por la necesidad de probar nuevos temas. Estaba en una etapa en la cual leía mucha novela y sentía que no salía nunca de lo mismo, por lo que se estaba empezando a convertir en algo aburrido. Así que tenía que refrescar un poco. Debo admitir que me he llevado una muy grata sorpresa con esta historia y que, contra todo pronostico, me ha encantado.
James Randi, nos cuenta desde su experiencia, acerca de un par de acontecimientos que a lo largo de la historia a todos, o por lo menos a la gran mayoría de nosotros, nos han hecho creer que lo paranormal existe y que casi todo el mundo lo vive. Cosa que en verdad esta muy alejada de la realidad. Y a pesar de que no niega que estos fenómenos existan o puedan llegar a hacerlo en un futuro, si exige tener las pruebas suficientes de que dicho fenómeno es real y de que no se está falsificando de alguna manera.
Así que, de todos los puntos que Randi toca en este libro, voy a dar mi opinión, como normalmente lo hago, solo que irán en el orden en que aparecen en el libro.
Abracadabra
Para ser sincera, prefiero el Avada Kedavra, con esta parte del libro. 
James Randi presenta ideas inconclusas e inconectas. Esta en un momento hablando de una persona y antes de tener tiempo para narrarnos por lo menos la mitad de la historia, ya ha cambiado la situación que nos está contado. No nos deja adaptarnos. 

Hadas en el jardín
Nos cuenta la historia de dos chicas que supuestamente podían interactuar con las hadas. Y tomaron fotos que fueron publicadas en diversidad de revistas sobre ciencia. 
Las chicas fueron investigadas por personalidades celebres como sir Arthur Conan Doyle, si, el creador del famoso detective Sherlock Holmes, que brillaba por su asertivida; quien declaro las fotografías como verdaderas. 
Lastimosamente a el buen Doyle, le faltaba la capacidad de deducción que tenía su personaje, pues si ven las famosas fotografías, se darán cuenta de que se ven más falsos que Tinker Bell y sus aladas amigas. 
Aquí Randi nos presenta pruebas suficientes, por si no quedamos convencidos con la horrenda calidad de las imágenes. 

 Un mar de confuciones
¿Quién no ha escuchado sobre el famoso triángulo de las Bermudas y su extraordinario misterio? Porque bueno, en esta gran farsa han estado involucrados científicos, revistas y hasta los propios canales de televisión. Deberían sentirse muy mal con esto, porque hasta hoy yo también creía en esto; y no deben faltar personas que todavía sigan haciéndolo. 
Junto con informes oficiales, Randi nos demuestra que al pobre triángulo le han hecho muchas calumnias y que es por demás inocente. 

¡Vuela, joven aviador!
Soy de las probablemente miles de personas que creen que el universo es lo bastante grande como para que solo existamos nosotros, por lo que no puedo estar de acuerdo en totalidad con lo que Randi propone acerca de este tema.
Que si, que es verdad que todas las pruebas que propuso en este capítulo resultaron ser falsas tal y como el lo afirma desde un principio. Y para que entremos en razón nos presenta inclusive informes no clasificados de la fuerza aérea que, por obvias razones, es una de las más afectadas con este tema.
Ya saben todo lo que aparece en NG, pero realmente Randi tiene pruebas que demuestran que todo esto es falso.
Por supuesto, no lo descarta. Pero sabe que lo que quieren presentarnos como un misterio increíble o los primeros pasos de una invasión extraterrestre, no son más que una forma, para muchas personas que buscan fama de distorsionar las cosas. 

El gurú que levita: una cuestión de ligereza 
Como se habrán dado cuenta con el premio Best Blog, soy fanática de Saint Seiya, sobretodo de TLC (no, no es Tratado de Libre Comercio). Por lo que no es de extrañar que ponga aquí a uno de mis personajes favoritos: Asmita. Gracias al cual, bauticé a uno de mis perros. 
El tema con el que Randi trata aquí es la levitación, que si bien muchos hemos querido alguna vez hacerla, nuestra posición de loto no ha servido, o habrá sido el mantra. 
Bueno, pues hasta existen colegios que te enseñan a levitar, ¿qué no sabías? Pues si, por una no muy accesible cantidad de dinero, pero qué importa siempre y cuando lo hagamos. 
El hecho extraño, muy extraño, aquí, es que realmente nadie, nunca, ha visto a una persona levitar y ha tenido las pruebas para contar ello. Aplausos a Randi por otra mentira al desnudo. 

 Las carrozas de papel en llamas
¡Casi me pongo a llorar cuando leí este capítulo! Y es que por favor, gracias a la National Geographic yo todo este tiempo había creído que habían gigantes que habían hecho cuevas, que extraterrestres habían bajado del cielo y había hecho a la perfección innumerables obras, entre ellas las pirámides, que tan bien construidas están. 
Pero no, que nos revelan que no puede ser nada más mundano y todos aquellos que me mintieron, aténganse, porque a Randi no le da miedo decir que más de la mitad de todo ese palabrerio lo inventaron. Las pruebas que lo demuestran se encuentran en las páginas de este libro. 

La gran farsa de Fliess
Otro dulce capítulo que se merece un Avada. 
No me malinterpreten del todo, el capítulo es bueno; Randi nos habla de los cíclos de peligro que se han establecido para el ser humano, en los cuales están más propensos a sufrir accidentes o a morir. Si, así tan tonto como suena. Que bueno que él si es racional y quiere desprestigiar la tarea que a hecho perder tanto dinero a ingenuos. 
Entonces, ¿qué está mal con este capítulo? La gran cantidad de cifras y estadísticas, que no es capaz de seguir nadie, pero nadie que no se ponga a anotarlas y dibujarlas. 
Un punto para el que creo la farsa, porque casi ninguna persona se pondría a hacer los cálculos para sacar como conclusión que todo es un disparate. Con mucha razón lo hacían. Lastima que Randi les dañó el negocio. 

 Los fraudes médicos
¿Alguien sabe lo que es un placebo? Pues lo que se cuenta en este capítulo no es ni de cerca tan bonito como eso. 
No, los pacientes no se curan. Pobres a esos que les han robado dinero. Lo que nos recuerda una vez más: no hay que fiarse de personas que no tengan pruebas de que aquello que hacen resulta.
Bueno, ya; dejo un par de capítulos para que descubran de que tratan ustedes solos. Que por supuesto, deberían animarse a leer este libro. Pues lo que trae entre sus páginas no solo es lo que acabo de contarles, eso no recorre sino el tema principal de cada capítulo y mi pequeña opinión acerca de estos. 
James Randi tiene una forma de escribir muy amena y sarcástica, por lo que los capítulos están llenos de risa, mientras al mismo tiempo nos hace pensar en la veracidad de los hechos que nos va narrando. 
Es un libro que recomiendo mucho para personas que vayan a empezar a leer un tema de no-ficción, que quieran experimentar con un tema más científico, puesto que no es complicado de seguir y contiene hechos tan interesantes que se quiere seguir leyendo en cada instante. 
En conclusión, Fraudes paranormales, fenómenos ocultos, percepción extrasensorial y otros engaños, es un libro muy ameno, que trata temas con los que se puede entrar mucho en polémica con pruebas suficientes como para que quedemos convencidos o para que cuando menos nos animemos a buscar más. 
Un libro que, sin experiencia, propongo, que es muy bueno dentro de su campo. 

DEJA TU COMENTARIO SOBRE ESTE LIBRO

Reader thumb
Calificar:
PUBLICAR