Dracula

Dracula

Calificación Promedio : 4.3 ( Sobre 108 Calificaciones )
Comentarios: 7


QUIÉNES TAMBIÉN LO LEYERON

RECOMENDACIONES BASADAS EN ESTE LIBRO

La joya de las siete estrellas (montesinos)
La joya de las siete estrellas
El entierro de las ratas y otros cuentos de horror
Como el numero 7 se volvio loco
Como se volvio loco el numero 7
Drácula (audiolibro)





159 PERSONAS LEYERON ESTE LIBRO |

7 Comentarios
Anonimo
Anonimo
“¡Sea bienvenido a mi morada! Entre por su propia voluntad, entre sin temor y deje aquí parte de la felicidad que lleva consigo.” Pocos mensajes de bienvenida son tan geniales como este en la literatura. Considero que junto con la recepción que le hace el gato de Cheshire a Alicia en el país de las maravillas ("Estamos todos locos aquí. Y si tu estás aquí, es porque también estás loca") transforman en algo imborrable el recuerdo que uno tiene de libros tan clásicos, brillantes y queridos por los lectores de todo el mundo.
Luego de leer “Drácula”, debo reconocer la inmensa vigencia que posee este libro de Bram Stoker. Y no me refiero a esa vigencia que supo conseguir gracias a la infinidad de películas que aparecieron después de su publicación en 1897, desde “Nosferatu” de Murnau, allá por 1922, Bela Lugosi en 1931, que murió creyéndose que realmente era Drácula,  las infinitas caracterizaciones de Christopher Lee en los ’70, hasta la que retrata más fielmente al libro, me refiero al film de Francis Ford Coppola de 1992, entre otras. Particularmente en mi caso, y luego de haber leído un poco tarde el libro a mi entender, y me refiero con esto, me fue casi imposible despegar de mi mente la imagen de Anthony Hopkins como Van Helsing, a Keanu Reeves como Jonathan Harper o a Winona Ryder al imaginar el semblante de Mina Murray.  Pero no son las películas, sino este gran libro lo que me ocupa en esta reseña.
Le llevó siete años a Bram Stoker escribir Drácula y si bien podemos pensar que recaló parte de su inspiración en otras novelas y cuentos sobre el vampirismo, logró forjar la imagen de Drácula tal cual la tenía pensada cuando el título del libro originalmente era “El no-muerto”.
Los orígenes del vampirismo como tema en la literatura deben remontarnos primeramente al cuento “El Vampiro”, de John Polidori, el cual surgió luego de esa amable sugerencia de una competencia literaria que le propusiera a este autor el poeta Lord Byron (Polidori era su médico) y a dos emblemas del romanticismo como fueron el poeta Percy Bysshe Shelley y la que sería su esposa, Mary Goodwin, quien con el apellido de su esposo, daría a luz a otro monstruo célebre: Frankenstein. 
Todo esto forma parte del libro Fantasmagoriana, corto libro que incluye esos cuentos y que recomiendo leer.
Otro propulsor del género fue uno de los iniciadores del Romanticismo en Alemania, me refiero a E.T.A. Hoffmann con su cuento “Vampirismo” y por último a un gran autor gótico de cuentos y novelas de fantasmas a quien yo admiro mucho: Joseph Sheridan Le Fanu. Su famosa novela “Carmilla” trata también del vampirismo, con el aliciente de que es una mujer la que ocupa el lugar del conde en esa historia, que roza ciertos peligrosos bordes lésbicos, sobre todo para el año en que se publicó: 1872. 
Cabe destacar que si bien, Stoker puede haberse inspirado en estas historias, a la postre terminará diferenciándose claramente de todos ellos (aunque personalmente creo que no se despega mucho de Carmilla en cuanto a los atractivos de índole sexual que Drácula insinúa), dotándole al conde de todos los atributos sensuales atractivos que tiene a su alcance para atraer a las mujeres bajo su poder como así también de los demoníacos, que utiliza para infringir daño a todos aquellos que quiere dominar y vencer.
Es que Drácula encierra la la encarnación de todo lo maligno que hay en el hombre y a la vez desnuda todos esos miedos que nos han acompañado desde el origen de los tiempos, sobre todo el miedo a lo desconocido, algo que Mina transforma en atractivo, cuando en parte de su diario dice “Omne ignotum pro magnifico. Todo lo desconocido parece maravilloso.” El mismo Drácula supo ser un hombre que fue corrompiéndose moralmente para terminar siendo la abominación en la que se convirtió. Es que, es inevitable aceptar que uno teme a lo desconocido, hasta que comprueba que eso es tangible y nos afecta directamente de buena o mala manera. Como en toda novela con un villano bien definido tenemos en danza varios personajes alrededor del mismo y cuya trascendencia es tan importante como la del primero. 
El libro cuenta con los personajes necesarios para que todo funcione correctamente, ya que además de los tres principales, encontramos otros que son clave a la hora de cerrar el círculo de la trama y me refiero a doctor John Seward, Lucy Westenra (quien será eje fundamental de la historia para entender por qué suceden tantas cosas), Arthur, su prometido, el americano Quincey Jones y por último Reinfeld, el loco encerrado en el manicomio de Seward, debido a su relación con el conde, quien lo tiene bajo su dominio. 
Una característica interesante que saca a la novela de las tradicionales formas de escritura ya que está narrada en forma de diario personal, de cartas, a partir de artículos periodísticos e incluso telegramas y memorandums. Es atractivo encontrarnos con esta forma en la que Stoker escribió el libro, puesto que nos ayuda a "hilvanar" lo que sucede para entender la historia. No es el único ejemplo de libros escritos de esta manera, de hecho, me vienen a la mente otros dos, como por ejemplo "Pobres Gentes" de Fiódor Dostoievski y "Las penas del joven Werther ", de Johann von Goethe, aunque estos están relatados puntualmente en forma epistolar.
En lo tiempos que corren, me refiero a este siglo XXI, después de tantas películas de terror (y hago referencia nuevamente al cine como método de ejemplificar lo que genera el miedo visual, a través de la pantalla) es difícil que uno se asuste absolutamente con ninguno de estos libros que otrora causaban escozor y con ello puedo nombrar a autores que hicieron un culto del género como Poe o Lovecraft, pero debo confirmar que si bien no sentí "miedo", si pude compenetrarme totalmente con la historia a partir de lo que cuenta Jonathan Harker durante su estadía en el castillo de Drácula, a principios de la novela. Cuando relata el momento ve al conde reptando cabeza abajo las paredes del castillo, reconozco que es excelente la forma en que lo que Stoker ha escrito, ya que junto con la descripción del ataque a Lucy Westenra, ya convertida, me parecen momentos magníficamente narrados. 
La elección de ciertas características del Romanticismo, sumado a ambientes góticos, personajes inolvidables y mujeres fatales y terroríficos sucesos extraordinarios contra los que batallan hombres ordinarios renuevan el brillo de un clásico tan único como inolvidable.
"Aprendemos de los fracasos. No del éxito", dice Stoker a través del personaje de Van Helsing. Puede que en su caso haya sido así, ya que como tantos otros escritores (Melville, Kafka, Poe), el éxito le resultó esquivo y podrá decirse que sólo fue reconocido por este libro. Pero al final, triunfó. El mismísimo conde Drácula, a partir de litros de sangre derramada a lo largo de los años,  se encargó de ubicar a Stoker en el sitial que se merece dentro de la literatura: entre los grandes.
Angeles Mantecón Ripollés
Debo decir que me esperaba otra cosa de este libro. Al principio la forma de narración en forma de diario no me convenció aunque con el tiempo acabé por acostumbrarme. 
Pero a medida que van pasando las hojas me preguntaba ¿dónde está Dracula? no sale casi nada¡¡¡¡¡¡ y el final? así sin mas?
Andrea B.
Muy buen libro...pero el final se me hizo muy rapido. Dracula murio muy rapido. 
Candelaria C
Esperaba mas de este libro, se me hizo muy largo y el final no me convenció. Me quedo mil veces con la pelicula
Josè Capristo
Un librazo!
Manuela C.
Tremenda joya... Me encantó, súper recomendado. 
Abraham Amezola
Siempre me han gustado mucho las historias de misterio, y está la consideré así y no la vi como terror. Lo recomiendo.
Mateo Andres Salgado Bonilla

		
	
Lautaro Lobbosco

		
	
Cynthia Mtz

		
	

DEJA TU COMENTARIO SOBRE ESTE LIBRO

Reader thumb
Calificar:
PUBLICAR